Reunión del Centro de Coordinación Operativa Policial de Extremadura

01-04-2020

Reunión

La Delegación del Gobierno ha incoado hasta el momento 413 expedientes por infracción de las medidas dispuestas en el Real Decreto 463/2020, de 14 de marzo por el que se declara el estado de alarma para la gestión de la situación de crisis sanitaria ocasionada por el COVID-19, cuyas notificaciones están siendo remitidas a los infractores denunciados desde el pasado 18 de marzo.

De este modo se inicia el correspondiente procedimiento sancionador derivado de las denunciadas formuladas por agentes de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad (Policía Nacional, Guardia Civil y Policías Locales), que velan por el orden y cumplimiento de las medidas de restricción de la movilidad y otras limitaciones que se establecieron en la declaración del estado de alarma con el fin de contener y limitar el riesgo de contagio del coronavirus.

La resolución que determina el inicio del procedimiento expresa la cuantía de la multa a imponer en razón de la gravedad  de la infracción cometida,  cuyo importe en su grado mínimo se establece en 601 €  si bien algunos de los expedientes incoados se eleva dicha cuantía, como en el supuesto de los desplazamientos y traslados a segundas residencias ubicadas en Extremadura de ciudadanos con domicilio en zonas de alto nivel de contagio del COVID-19.

Se trata de uno de los asuntos tratados hoy en la reunión del Centro de Coordinación Cooperativa Policial dirigido por la delegada del Gobierno en Extremadura, Yolanda García Seco, cuya celebración tiene carácter diario y en el que participan Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, Delegación de Defensa, Junta de Extremadura y Fempex.

En esta reunión se informó asimismo sobre la intensificación de los controles en carretera, con el objetivo de alcanzar un descenso en los desplazamientos y priorizar aquellos que sean esenciales. Con esta función, el Subsector de Tráfico de la Guardia Civil establecerá seis controles fijos, cuatro en la provincia de Badajoz, que ya han comenzado a operar hoy y dos en la de Cáceres, que comenzarán en el día de mañana. Los controles contarán con las correspondientes señales de balizamiento en los tramos donde se llevarán a cabo, tendrán un carácter fijo y funcionarán de lunes a domingo.

Por otro lado, la Guardia Civil en la región ha sumado a sus responsabilidades y tareas asignadas desde la entrada en vigor del Estado de Alarma, una iniciativa para ayudar a las personas mayores y evitar que estas tengan que desplazarse por la vía pública en la medida de lo posible. Así, efectivos del cuerpo se encuentran visitando estos días las farmacias de la región para conocer qué personas de mayor edad necesitan los medicamentes que tienen prescritos por los servicios sanitarios para llevárselos hasta sus casas y protegerlos así de la exposición al virus. Una iniciativa que se suma a las que efectivos de la Guardia Civil vienen realizando en residencias de mayores para apoyar a sus responsables en las tareas necesarias para la contención de la pandemia.